dimarts, 28 de febrer de 2017

2017-02-26 Max Roca

Algunos compañeros salieron el sábado a una especial en los alrededores de Puigreig (donde casualmente me hospedaba yo la noche del viernes) y el domingo salimos el resto. Excepto Alfonso, recientemente papá (enhorabuena de nuevo compañero), salimos casi todos los que no lo hicieron el sábado. Incluso Chema vino a una ruta por la zona de La Roca: 11bikers en total.

Nos reunimos, como ya es costumbre, algo más tarde las 8h30, en la estación de SantFost desde donde empezamos a rodar hacia SantBartomeu. Mucho barro y charcos en la puta pista del río. No sabía que había llovido todo el viernes sino habría insistido en ir por el polígono. Tampoco habría servido de mucho (nadie me escucha) porque volvimos de nuevo por allí y hubo de lavar las bicicletas.

La temperatura era fresca pero no llegaba a ser frío y al principio de la rampa de la urbanización ya sobraban chaquetas y cortavientos. Bueno, Javi se la quitó arriba...como el muy cabrón ni suda de lo fuerte que está.

Después de la urbanización la pista y senderos criminales también resbaladizos por dicha lluvia. Pocos subieron sin hacer pié y es que se llega a ese punto muy cansado como para hacer equilibrios. A partir de allí pisteo hasta la ermita de SantBartomeu de Can Cabanyes donde paramos a ponernos protecciones mientras charlábamos. Yo monté la GoPro (que está hecha polvo ya) porque salgo y vuelvo con protecciones puestas.

Empezamos a bajar por la pista hacia la Prehistórica y empezamos a envenenarnos. Llegamos a la entrada de la trialera y sólo un pequeño cambio de posiciones casi sin parar. El terreno también estaba algo mojado pero no hubo incidentes graves. Algún susto por pequeños resbalones que se resolvían apoyando el pié sin parar.

Llegamos al final y allí nos reagrupamos e hicimos la foto de grupo. Aunque varios no salimos en la foto y se repitió en el bar. Desde allí nos dirigimos a Surfeo con la consiguiente subidita asociada. La verdad es que es dura pero son 12minutos con un premio proporcional.

De nuevo nos lanzamos envenenados y de nuevo algún susto, el mayor el de Jorge que se peleó literalmente con el terreno, resuelto con un pié normalmente. Intenté seguir a Alejandro y a Juanma pero el cansancio me hacía frenar demasiado y salí recto en sendas curvas tras ellos donde se distanciaron demasiado para salir en la peli como a mí me gusta. El esquí del viernes y la caminata del sábado me agotaron más de lo que querría.

Una vez abajo rodamos por la habitual pista hacia Vilanova y Montornés donde hubo un "pique" con unos gilipuertas que rodaban más rápido que nosotros pero parándose de vez en cuando. Pasaban siempre avasallando y sin respetar a los que rodaban o caminaban en nuestro sentido o en el sentido contrario. Con Jorge hubo algún rifirafe verbal (luego se molestó en quejarse en la web de su patrocinador) y con Jesús y conmigo estuvieron a punto de colisionar porque nos adelantaron a gran velocidad en un momento en que sorteábamos a unos caminantes con cuidado porque también venía gente de frente.

En fin, un tema más para comentar en el bar donde cayeron 2o3 rondas como siempre. Karlitos llegó cuando ya me iba con unos colegas de carretera. Como anécdota, uno de ellos me conocía y Karlitos no sabía quién era cuando le preguntó por un panZeta llamado Jesús Cabrero (uno calvo y muy loco le decía).

Gracias Jesús por la enésima birra pero no hacía falta. El próximo domingo te invito yo.

Prehistórica
Final
Surfeo
Final




Que alguien ponga las fotos porfi.

dissabte, 25 de febrer de 2017

"Corriols Bike 2017" Puig-reig

Hola Companys,

Avui hem disfrutat de valent amb aquesta sortida molt endurera per la zona de Puig-reig.

Els participants hem estat: Fer, Juanjo, Fran, Sergi29, Marc, Santi, Ramón, Ivàn Terrible i Josep.



Per veure les fotos clicar en "Més informació".
Salutacions,

Enllaç wikiloc

Video

dilluns, 6 de febrer de 2017

2017-02-04 ReMarineando

Nueva salida tardía por el clima que parece nos quiere privar de nuestra principal vía de escape semanal. Los Claritos salieron temprano, según su costumbre, hacia el norte de Sabadell pero era una ruta demasiado pistera para mi gusto y de algún otro que se manifestó en su momento.

Lo seguro es que se mojaron porque,  aunque la previsión anunciaba lluvia a las 2-3 de la madrugada, llovió a las 8 de la mañana. Yo no podía creérmelo. Me asomé al balcón antes de desayunar y justo empezaba a llover. Sólo fueron unos minutos y la cosa quedó en susto. Lo que sí hizo es mucho viento.

En la estación, segundo punto oficial de reunión, quedamos 8bikers desde donde salimos hacia Marina como siempre que se hace tarde. Rabanín había avisado de que no llegaba a las 9 pero quedamos en salir a las 9h30 para que pudiera unirse al grupo.

Empezamos a subir y Fernández, que también venía con nosotros, ya avisaba de que no podría hacer una ruta larga y dura. Tampoco era la intención pero esta vez, para variar, nos saltamos la Chupacabras para subir hasta la Coscollada. Sólo una breve parada para que saludara a otros bikers con los que nos cruzamos y hasta arriba. Odio el tramo desde el depósito de agua hasta la torre. Me parece interminable.

Una vez arriba la foto de grupo habitual y puesta de protecciones para empezar bajando el tubo (no sé su nombre) en dirección a la Cantera y bajar por ella hacia CanDimoni. Un descenso largo que a mí me gusta mucho y hace tiempo sugería...pero como nadie me escucha. No tiene una gran dificultad pero sí deja muy buen sabor de boca porque tiene mucho flow.

Ya junto a la carretera Fernández se percató de que tenía el cable del cambio trasero roto. Había hecho la croqueta durante el descenso y probablemente allí se le rompió. Charla mientras lo cambiábamos entre varios y para arriba. Primero por la carretera y luego la Matadora hasta el cruce de la Font de l'Amigó. Desde allí empezamos a escalar hacia la Cantera para subir caminando por la Bestia.

Era gracioso oir a Fernández que no paraba de quejarse de lo que estábamos caminando pero creo que se lo pasó bien. La verdad es que no la recordaba tan empinada y es que bajando se ve difícil pero más por cuestión de surcos y escalones que de pendiente pero realmente tiene mucha y algunos escalones subiendo requerían de esfuerzo y equilibrio.

Por fin, llegamos a la Ibérica y algunos ya habían bajado. Fernando y yo esperamos a que Karlitos pusiera algo de presión porque se le había ido la mano deshinchando las ruedas y seguimos al grupo que estaba esperando algo más allá. La primera pendiente amenazadora, como siempre, pero lo peor la zona del melonar donde es difícil mantener la trazada. Fernando tuvo que hacer una parada en esa zona porque tenía molestias en el codo por cuestiones laborales y el traqueteo le causaba dolor.

Terminamos la Ibérica y nos dirigimos hacia la Duke que me gusta mucho más aunque sea más corta. Lo peor que tiene es el ascenso desde la pista y es que se pierde mucha altura hasta llegar a la entrada y luego hay que recuperarla por un sendero bastante duro. Fernández hizo de nuevo gala de su amplio vocabulario y habilidad para juramentos. Sigo pensando que se lo pasó bien pero la subida es dura sin duda.

Empezamos el descenso y bajamos como locos. Aún no he visto los videos pero el terreno es más firme que en otros sitios y, aunque derrapábamos en alguna curva, teníamos siempre el control de nuestras bicis. Bonito descenso para despedir la jornada.

Desde allí ya sólo quedaba llanear por el río hacia el bar donde habitualmente comentamos nuestras cosas. Yo, desgraciadamente, no pude quedarme pero me consta que el ibpp (indice de birras por panzeta) quedó bien alto.

Tubo Coscollada
Tramo l'Amigó
Hacia CanDimoni
Ibérica
Duke