dimarts, 27 de novembre de 2012

Videos atrasados

Salida 18/11/12 Castell montbui V2 by Joni  VIDEOS (incluye el porrazo de Albert)
Salida 4/11/12   Els Colls by Joni VIDEOS

dilluns, 26 de novembre de 2012

LA RENEGADA





















































yo lo pase de coña una ruta buena y nueva,no es tan dura como parece.......demasiadas nenazas ja ja ja....bromas aparte como siempre el buen rollo y cachondeo marca la salida.....que nadie se mosquee (sobre todo los nuevos,menos acostumbrados)con los gritos y comentarios que gastamos algunos,que son parte del ambiente panzeta, aunque a veces se haga pesado......siempre nos toca recibir a alguno ja ja ja
salu2 pa to@s

VIDEOS 1 Y 2
VIDEO TRES

La verdad es que poco puedo contar en esta ocasión porque fuí casi siempre en cola y, por ejemplo, me enteré de que Piecitos se cayó un par de veces en el bar por sus explicaciones pero no ví nada. El hombre es así de  discreto. Además, DH ha subido los videos más rápido que yo la crónica por lo que no deja de ser redundante sino inútil. Este hombre cada día es más eficiente.

Una salida atípica con 14bikers dispuestos a subir y a sufrir puesto que sabíamos que la ruta era relativamente dura. Atípica, ya en número, porque Ramón y Marc salieron el sábado, Pedro y Jesús era improbable que vinieran y Frank sigue lesionado (pero ardiendo en deseos de volver) por lo que no esperabamos ser tantos.

Atípica también porque, aunque hubo comentarios e incluso un correo con el nuevo track a los portadores de GPS, Frenando incluyó cuantos senderos encontró por la zona para "oscurecer" un poco la ruta pero sólo él llevaba cargada la ida y hubo alguna confusión. Para más INRI, el track de la vuelta no lo llevaba Frenando pero, tras varias comprobaciones, nos alegramos de que Albert hubiera hecho los deberes y la hubiera cargado en su GPS.

Atípica en caídas puesto que nunca se habían dado tantas, afortunadamente sin repercusiones importantes, y
atípica en la hora de salida (las 7h30) cuando sólo se cambia la hora si es necesario coger el tren o muy larga.

En fin, reunidos todos en el nuevo punto R (porque aquí punto G no es del todo aplicable), comenzamos a pedalear hacia Montornés-Vallromanes. Subiendo al puente que va hacia Montmeló ya noté en mis piernas la salida que había hecho con Ramón y Marc el día anterior (una salida también variada y bastante dura). Tenía claro que me pasaría factura el esfuerzo y ya contaba con que iría probablemente todo el tiempo en cola, como así fué. Sabía que no me tendrían que esperar (lo de hacer pipí fue un malentendido) pero era consciente de que no podría ir en cabeza en ningún momento.

Cerca del Pitch&Putt se produjo la primera situación atípica (nada grave): DH dijo "¡por aquí!" y se llevó al grueso de la peña hacia "las arenas" (por la riera) mientras que Piecitos dijo "¡no le hagais caso a ese!" y siguió por la pista. Yo, junto a un par de compañeros más, lo tuve claro y me fuí con Piecitos porque tenía que reservar energías. DH iba "dopado" de pocas horas atrás y tenía energía de sobras pero otros no estábamos para extras. Poco más allá, en el saltito que hay junto a la rotonda, nos reunimos todos de nuevo y comenzó nuestro "pique" al observar que algunos salían caminando de la riera: ¿Ya vais caminando?¡NENAZAS! les decíamos.

Cachondeo aparte, comenzamos a subir por la pista. Frenando, consciente de lo larga y dura que podía resultar la ruta puesto que muchos tramos eran desconocidos, varió la ascensión para hacerla más suave pasando por la Creu d'en Boquet donde paramos a comer y beber los RedBull de unos y otros tipos (vino). Unos minutos de cachondeo, como Dios manda, y empezamos a rodar con la mala fortuna de que un torpe (yo) se quedó atrás mingitando (por no decir meando que suena mal). Sólo algunos se dieron cuenta y, aunque subíamos con JuA a sólo 200m del resto de compañeros, la peña soltó el freno al llegar a la cúspide y ya no los vimos cuando llegamos nosotros. Bajando más despacio y mirando a los lados encontramos a Karlitos y García, que sí se habían enterado de mi parada, y seguimos hacia abajo pero continuabamos sin ver a nadie más.

En el siguiente cruce encontramos a Alfonso y a Sergio. Sabían que había alguien más por detrás pero se pararon porque la peña bajaba tan fuerte que ellos se habían descolgado y no sabían hacia dónde tenían que ir. Afortunadamente, pasaron otros bikers en sentido contrario y les preguntamos si habían visto a más peña de amarillo/negro y nos confirmaron que ibamos en la dirección correcta. Finalmente, los encontramos y hubo una pequeña "escaramuza" entre algunos que me supo especialmente mal puesto que considero que fue culpa mía. Mis disculpas a todos.

Resuelto el problemilla, comenzamos a rodar por un sendero poco técnico al principio pero cuya dificultad fué "in crescendo" con alguna raíz, surco y muchas piedras. Entrando en la zona de grandes surcos ocurrió la  primera caída: cedió una piedra del estrecho paso e Iván (el terrible podríamos llamarle porque no veas como sube) hizo un vuelo a lo Supermán como él mismo me contaba. Voltereta de la bici, con reventón de la rueda delantera, y contusiones en varios puntos. Frenando, que encabezaba el grupo, bajaba tan rápido que ni se enteró de la caída hasta que volvió a subir tras percatarse de que nadie le seguía. Aunque algunos comenzamos a reparar la bici mientras otros atendían a Iván, recordé que llevo el vendaje (lavado ¿eh?) de cuando me rompí parcialmente el gemelo y le corté un trozo para que se lo pusiera en la rodilla como protección y para evitar que la herida se pegara al pantalón. Me temo que tendrá un enorme morado en la cadera pero para eso no llevaba nada.

Reparado el pinchazo e incorporado Iván continuamos, no sin antes echarnos a un lado para que pasara una moto,hacia abajo. La dificultad fué en aumento durante un tramo pero luego se tornó más suave y rápido. Ya nos aproximábamos al castillo de Burriac pero por una vertiente diferente a la habitual y comenzaron las dudas. Karlos y Chema no sabían que la ruta estaba modificada y paraban de vez en cuando sin comprender por qué ibamos por allí. El caso es que nos retrasamos de nuevo algunos pero el sendero no daba opción a la confusión y pronto nos reunimos con el grupo de cabeza. Era la cara norte y se notaba en la humedad de las piedras que resbalaban mucho.

Como la ida y la vuelta se entrecruzaban, Frenando giró desde el sendero que ibamos por otro hacia la izquierda y sufrió otra de las caídas del día. ¡Ostia! dijo JuA desde el sendero superior "he visto a Fernando volando". Aunque la caída en sí no tuvo más consecuencias que el susto, al ser justo al principio de la rampa y estar Fernando algo desorientado por la indeseada parada, todos empezamos a seguir a DH cuesta abajo mientras él se sacudía la tierra pero, muchísimos metros más abajo y ya parados, empezamos a oír gritos de "no es por ahí".

Efectivamente, el lado oscuro (la pendiente que había) nos tentó y consiguió sus fines: que nos tiráramos pa'bajo sin confirmación del guía. Aunque Fernando bajó hasta donde nos encontrábamos, decidimos volver a la ruta. Aunque algún corto tramo pudimos hacerlo pedaleando la mayor parte tuvo que subirse caminando.

Pero lo negro-negro estaba por llegar. En la cara este, donde daba el sol intensamente para alegría de alguno (García no dudó en ponerse a cantar eso que tanto le gusta), había una zona muy técnica que sólo supe hacer a tramos. Faltaba algo de ritmo y separación entre nosotros para atacar las partes viables. Ya de lejos, porque siempre fuí entre los de cola, ví a Rabanín caminando y dije "¡ostia!¡Jorge caminando!¡debe ser jodidísimo!". Todos sabemos de su buen hacer sobre la bici y eso indicaba una zona de negro intenso.

Tras un sendero rápido llegamos a la pista que nos llevaría al castillo. Empezamos a escalar por la enorme pendiente y, aunque me sentía razonablemente bien, no dudé en bajarme de la bici y subir caminando en cuanto me patinó la rueda trasera. Miré quién me seguía y me aparté para no molestar a DH y Karlitos que llegaban por el mismo lado por el que yo lo había intentado pero dejé de mirar hacia abajo y no me percaté de que subía Piecitos por mi lado y le corté la trazada. Mis disculpas de nuevo. Retomada la escalada, casi todos patinaron en la arena final e hicieron los últimos metros caminando. DH (que, como digo siempre, los tiene cuadrados y eso debe agarrar más al suelo) volvió a bajar y volvió a subir por la zona de arena. El es "asín".

Algunos subieron la bici al castillo, otros las atamos abajo con una cadena que llevaba Chema y otros las dejaron sueltas. Recuerdo a Albert aconsejando a Piecitos "coge el cuentaKm y ya está" mientras él olvidaba puesto el GPS en su bici. El caso es que tomamos un segundo "refrigerio" en el castillo que, por cierto, estaba muy concurrido. Hacía un sol espléndido y la temperatura y la brisa eran perfectas. Tras mariconear un poco, las cosas por su nombre, y algunas fotos volvimos a "tierra firme" para continuar la ruta. Al pie del castillo fué donde Frenando, tras ponerse la mochila que le bajó Troquel porque la había olvidado arriba, se apercibió de que no llevaba la ruta de vuelta y, afortunadamente, Albert sí. Ya se lo dejé claro: "a partir de ahora la culpa es tuya". Siempre tiene que haber un culpable ¿no?

Tras un tramo de bajada y otro de subida paramos por una avería mecánica: Piecitos sustituyó las pastillas de freno. Mientras tanto (el cambio resultó lento por algunas complicaciones) JuA desmontó el plato porque le rozaba algo y yo ascendí al montículo contiguo y comprobé que había otro sendero que lo cruzaba por su cima. Está claro que hay mucho para investigar por esa zona.

Continuamos la escalada por la pista hasta que llegamos a la zona más variada y oscura que Frenando había
preparado. Empezamos a subir por una trialera muy bonita SI LA HUBIERAMOS HECHO DE BAJADA EN LUGAR DE SUBIR. Recuerdo superar con éxito algunos escalones y raíces pero había tramos imposibles lo que no me impedía gritar "¡se puede!¡se puede!" que avisa a los que siguen más atrás de lo que se les viene encima.

Subimos y bajamos un montón por varios senderos pero nos dimos cuenta de que algunos puntos eran repetidos y es que hicimos algún ocho pero teníamos la sensación de hacer círculos. Repetimos el sendero por el que Fernando cayó, esta vez hasta abajo, y continuamos por otro sendero pero de subida. Allí las fuerzas de alguno comenzaban a flaquear y se pedía bar.

Ya era bastante tarde cuando llegamos a la pista que nos llevaría a la Prehistórica y 6compañeros decidieron volver por pista para llegar antes a casa. En ese trayecto hacia la trialera de despedida me traicionó la sensación de estar bien y me permití el lujo de seguir a Fernando, que se puso en cabeza, y tirar de plato grande incluso en las pendientes suaves pero luego pagué el esfuerzo extra.

Llegamos a la trialera y bajamos por el primer tramo sin detenernos. No nos dimos cuenta de que DH se había quedado atrás montando la cámara pero luego nos reunimos todos en el dolmen donde habíamos parado para reagruparnos. Piecitos se tiró el primero, seguido de Albert, Karlos, yo (Zezu), JuA, Frenando, Troquel y DH. Bajamos bastante rápido. Aunque hubo una brevísima parada para sortear una raíz traicionera, que a Fernando le pareció innecesaria, eso hacía trabajar a las piernas más allá de lo que ya podían. Me senté en el sillín en un par de tramos sin piedras ni raíces para relajar el cuadriceps izquierdo que pedía terminar ya.

Abajo, satisfechos de la ruta realizada, dura pero muy variada y recomendable, nos dirigimos hacia Mollet por los lugares habituales. Fernando y Albert no vinieron al bar pero el resto intentamos compensar en lo posible su asencia subiendo el IBPP.


fotos troquel







dissabte, 24 de novembre de 2012

Hola companys,

us deixo les dades de la sortida d'avui que ha sigut esplèndida i molt variada.



Esto si que es un bolet.
Por cierto... Cuando Ramón os diga que os va a llevar por un sitio nuevo... No le hagáis ni puñetero caso... seguro que ha pasado por allí, pero no se acuerda !!! :)


Enlace a Wikiloc - http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3644787

diumenge, 18 de novembre de 2012

Salida Castell de Montbui V2





Os pongo los datos Tecnicos de la salida hasta el pie del Castell de Montbui. Para mi destacable los senderos antes de llegar a Can Regassol y el fuera pistas al pie del Castell.
La ruta es un poco liosa porque hace muchos "ochos". A pesar de mis esfuerzos no conseguimos seguirla del todo, pero creo que las variantes (blanco) fueron mejor que el original (naranja)
Este es el enlace Wikiloc de la ruta ORIGINAL y el de la REALIZADA



Otra salida rarita la de hoy. No ha estado mal pero, como el domingo pasado, ha resultado una ruta extraña llena de 8 en busca de diversión. La ruta prevista era un poco floja en kilometraje y excesivamente pistera por lo que Frenando se esmeró en añadir cuantos senderos próximos encontró y algún tramo de la Calderina. Yo pretendía ir ayer a caminar por las montañas de la zona para ampliar el territorio por el que rodamos pero lo tuve que aplazar.

Hemos salido 10 bikers, con dudas nada más empezar (yo mismo he enviado un SMS a las 7h55 porque en mi casa llovía), pero la ilusión superaba esas dudas. García nos ha acompañado de nuevo y ya van 3salidas seguidas. Sergio y Joni (creo que ellos lo escriben así) también han venido hoy. Troquel ha fallado porque necesitaba recuperarse de algo (no sé si tendrá relación con la purpurina del miércoles pasado) y Rubén también pero no acabo de entender por qué: al final ha salido él solo por la serralada. Karlitos ha traído hoy a otro colega del curro, Pepe, y me temo que le hemos hecho sufrir porque llevaba tiempo sin rodar y era más pistero.

Ya en Gallecs se notaba que había ganas de "jaleo" porque todos iban metiéndose en los senderos que van paralelos a la pista. Conscientes de que la ruta era muy "clara" todos buscaban "oscurecerla". Rodados los primeros 8o10 Km hemos llegado a la primera variante que ha incorporado Frenando a la ruta. No publicó el track y sólo él sabía cómo enlazar tanto vericueto (y dudaba pero eso es habitual) mientras Karlitos y Chema iban locos con el GPS. Esta primera variante ha sido del agrado de todos puesto que era razonablemente oscura: raíces, piedras y cierta pendiente. Desgraciadamente no era muy larga pero ha sido un buen inicio.

No recuerdo muchos detalles de la ruta por lo liada que era, hemos pasado más de una vez por varios puntos, pero ha resultado bastante variada. Recuerdo haber seguido por varios tramos de pista conocidos y senderos a montones. Algunos ya los conocíamos y otros no. Uno de los tramos más "extremos" ha sido en en la urbanización al pie del Castillo de Montbui: en lugar de entrar por una calle y volver por otra más abajo nos hemos metido por enmedio del bosque para recorrer los 100m que había entre los senderos de ida y vuelta. El arbolado era lo suficientemente espaciado como para rodar sin chocar y bastaba con bajar despacio porque no sabíamos qué encontraríamos por delante ni se veía con claridad.

Todo el recorrido ha sido un poco lento en mi opinión pero el mayor problema que yo he tenido es el de orientación: a la vuelta yo ya no sabía dónde estábamos. Ibamos y veníamos en todas direcciones porque, como era temprano, Frenando y DH han ido sugiriendo añadidos que han sido amenos y alguno duro de subir por el estado del terreno: no había tracción en las pendientes. La peor parte se la ha llevado Albert que, emocionado al ver una plataforma similar a la del restaurante próximo al GR5, se ha tirado a saco para saltar desde ella sin percatarse de un hueco central. Ni siquiera su enorme horquilla le ha librado de una voltereta en el aire con caída sobre el cemento. Aparentemente sólo ha sufrido arañazos pero se le veía en la cara el susto y eso no es frecuente en él: yo le he visto caerse (y hacerse daño) en el GR5 y levantarse sonriendo.

También día atípico en el bar: excepto Sergio y Joni, todos han venido al bar (incluidos JuA y Piecitos) y hemos bebido y celebrado un día más de estos deportes (la bici y la cerveza) tan amados por nosotros.

dimecres, 14 de novembre de 2012

INVESTIGANDO

D H space

están un poco movidas pero es lo que hay .................. el vídeo





















Se puede, se puede.

No toda la ruta ha sido tan "cabra" pero es lo que tiene la exploración. Hemos partido 5 intrépidos bikers en busca de aventuras: Alfonso, Chema, Troquel, DH y yo (Zezu). No ha podido ser la ruta que Chema sugería porque yo tenía que volver "pronto" para traer a mi hija de Barna. A eso de las 9h30 me ha llegado un mensaje diciéndome que no había ido a la universidad pero ya no tenía solución.

Hemos ido hacia el Pitch&Putt rodando a buen ritmo, sin dejar de meternos en la arena de la riera (cosas de DH), para subir por una trialera que una vez vimos y bla,bla,bla...... Vamos, que hemos subido y subido hasta la saciedad pero, al menos, era mayoritariamente sendero y eso lo hace más ameno (y más duro normalmente). Tras la primera trialera/sendero de subida hemos empalmado con otra y, una vez comidos y bebidos en la parada habitual, con una tercera desde la hípica/refugio de animales que va a salir por encima de la Roca d'en Toni. Troquel hacía rato que se quejaba de lo flojo que estaba: "No termino bien ninguna salida últimamente", decía. Luego en el bar nos hemos percatado de un extraño brillo en sus ojos ¡¡era purpurina!! A saber qué hará este hombre por las noches (jejeje).

En la pista junto a la susodicha roca hemos "negociado" opciones. Llevábamos un buen tute en el cuerpo pero era muy pronto como para plantearse volver así que nos hemos tirado por una pista repleta de piedras como pelotas de balonmano y con una fuerte pendiente hacia el mar. Una vez más he comprobado que la velocidad/inercia te ayuda a seguir la trazada por irregular que sea el firme.

Como veíamos que estábamos perdiendo altura muy rápidamente, aunque la pista fuera divertida, hemos optado por fijarnos más en los laterales y buscar una "escapatoria" que ha llegado mucho más abajo. La pista subía con mucha pendiente pero nos interesaba volver a terreno conocido. He ojeado un sendero que iba casi horizontal hacia la pista por la que hemos bajado pero estaba cortado 200m más allá por varios árboles caídos y he subido tras el grupo. Muchas, muchas pendientes salvajes hemos hecho hoy con porcentajes que desconozco pero, sin duda, grandes.

Tras la enésima escalada, hemos ido a salir cerca de la Roca d'en Toni otra vez y allí hemos decidido tirarnos por la CorreCorre/MeCorro y volver a subir por otra. En ese momento no he entendido cuál era la "otra" pero en menudo lío nos hemos metido. Tras rodar por márgenes laterales, bajar a campos y buscar cualquier cosa que nos llevara hacia donde nos interesaba pero por fuera de las pistas, hemos llegado a la susodicha trialera. Algunos se han puesto la chaqueta, yo las protecciones que ya llevo siempre porsiaca, y pa'bajo a toda máquina. Me he puesto en cabeza y he bajado muy fuerte en el primer tramo hasta que, en una curva, he sentido esa sensación de "me voy, me voy" y he frenado haciendo un recto. Aunque no ha existido ningún riesgo de caida/golpe, he "cambiado el chip" y he bajado un poco más lento desde allí.

Ya abajo, hemos empezado a subir por una pista a la izquierda que nos ha dicho DH. La pista pasaba por enmedio del bosque pero eso era la parte fácil. Poco más allá comenzaba a subir por un enorme surco, con piedras, raices y todos los escalones del mundo por donde bajaba el agua y no subía ni Dios. Más o menos coincidíamos en que aquello podría bajarse, a pesar de las muchas ramas sueltas que se metían entre los radios, pero subirlo ha sido tremendo. ¡Se puede, se puede! y más o menos se podía: unos tramos ha subido Troquel, otros DH, otros yo...pero nadie lo ha subido todo.

Llegados arriba, que era el propósito principal, estábamos muy cerca de las trialeras que habíamos subido al principio de la jornada y nos hemos dirigido a ellas para bajarlas. Aquí se ha puesto Troquel en cabeza y ha sacado un poco el genio de la pitufa. Ha bajado a buen ritmo, todos íbamos muy próximos los unos de los otros, e incluso se ha marcado un par de saltos en las raices a lo largo del zigzagueo.

Ya en Vallromanes, hemos rodado hacia Montornés y al bar. El Cefe estaba cerrado, el Eva también y así hasta cuatro bares por la Avda.Gaudí así que nos hemos dirigido al punto de hidratación habitual. Hoy no entraban las cervezas como en otras ocasiones, a pesar de lo cual han caido cuatro. Tal vez por eso me metía hoy en la ducha con las protecciones puestas ¿me habrá subido a la cabeza tanta trialera?

diumenge, 11 de novembre de 2012

11-11-2012 Claroscuro

D H space


videos 1 2 3








karlitos cam











Un nombre indefinido como la ruta de hoy. Yo creo que no ha estado mal y que a buen ritmo nos había dejado mejor sabor de boca pero las múltiples paradas e indecisiones, por las que pido disculpas, han retrasado un poco. Teneis que pensar que hago las fotos consciente de que no me acordaré hasta que no baje por esos sitios (con suerte) y que he caminado por la montaña varios kilómetros desde entonces por lo que dudaba de cada piedra.

En fin, hemos salido once intrépidos en busca del lado oscuro de la primera ruta que hice con la peña. Entre ellos un par de colegas de componentes de la peña y Mikel, colega de Karlos, casi "desvirgando" a su nueva máquina (era la segunda salida). Según comentaban, el mismo pepino (+-) que Rambo se está agenciando.

Hemos comenzado a rodar mirando al cielo porque la previsión decía que no llovería pero no estaba nada claro. Tras cruzar el puente, meternos por el polígono y bajar por el sendero de las placas solares hemos llegado al primer reto: la rampa de piedras. No recuerdo si alguien ha conseguido subirla completamente (está muy deteriorada) pero JuA, que la subía bien, se ha enganchado el calzado en el firme de cemento y ha caído. Una lástima. De ahí para arriba por las pistas requeteconocidas por todos hasta los Salesianos.

Tras una parada para las barritas/plátanos/vino según la costumbre, Iván y García se han adelantado al grupo porque el primero estaba inquieto (ya sabeis como tira el muy XXXXXX) y García está un poco oxidado tras tanto tiempo sin venir. Por fin, hemos arrancado todos y subido por el sendero que lleva a la vertiente mar. El puñetero sendero con su enorme surco central me ha resultado más difícil de subir con mis nuevas plataformas (como las de DH) porque cada golpe en los laterales me desequilibraba. Al llegar a arriba hemos visto que los escapados no estaban y les hemos llamado: habían seguido por la pista y García decía que les estaba cayendo un aguacero. Todos estábamos sorprendidos porque la distancia entre nosotros no era grande en línea recta y allí no llovía. En cualquier caso, les hemos dicho que bajaran a los Salesianos y DH y yo hemos bajado a por ellos...pero no llegaban. Otra llamada después hemos averiguado que habían bajado por otro sendero y ya estaban con el resto de la peña por lo que DH y yo hemos subido de nuevo por el sendero. Esta vez mucho mejor.

Nada más empezar a bajar, unos por los surcos de la izquierda (donde me estrené de narices con la peña) y otros por el de la derecha que estaba aún peor pero, como había cola, DH ha tirado por allí y Mikel y yo le hemos seguido. Tras bajar una fuerte pendiente por pista hemos llegado a una trialera. Muchos pies hoy y eso que se podía subir pero estaba todo el mundo extrañamente conservador (yo más torpe que conservador). La trialera era poco técnica y entrañaba mucha más dificultad en las rampas de subida que en las bajadas pero la mayoría preferimos eso que subir por pistas. Mi cambio trasero saltaba tras la última sustitución de cable y le he cortado el rollo a más de uno. Mis disculpas de nuevo.

Llegados a la Font d'Amigó, hemos optado por no detenernos porque estaba muy concurrida. Frenando ha salido primero y yo me he tirado detrás seguido de García, Piecitos y el resto de la peña. La primera curva, perdón, trozo de curva porque pronto dejará de existir al paso que vamos, tiene el peralte al revés y todos hemos tenido que controlar la bici para no salirnos. García, mi inmediato seguidor, comentaba que le había ocurrido lo que a mí: la rueda trasera había patinado hacia abajo obligándole a dar lo mejor de sí. Poco más he oído porque Frenando y yo hemos bajado más rápido hasta el árbol atravesado en la mitad del recorrido. El firme y las piedras estaban muy resbaladizos y Frenando se "quejaba" de que no había podido correr pero yo le seguía de cerca y le he visto saltar en los varios escalones que tiene la segunda mitad.

Una vez reagrupados abajo, hemos rodado hacia la Font de Dalt e iniciado otra trialera suave que pasa por el árbol donde me hice la primera foto con la peña. Estaba lloviznando desde hacía un rato y hemos optado por no parar para tener el recuerdo. A mí no me hubiera importado: paso mucho tiempo mirando fotos y videos. La susodicha trialera termina en la urbarización Vallensana donde hemos quedado perplejos al encontrar un coche con una pareja "trabajando" sólo ocultos por los empañados cristales.

Perplejos, por no decir muertos de envidia, hemos continuado la ruta rodeando el poblado íbero (que no ibérico). A mi no me disgusta este tramo porque el sendero tiene su intríngulis pero la mayoría se inclina por suprimirlo de la ruta en el futuro. En ese punto, García ha realizado una llamada y ha dicho que tenía que irse por una visita que esperaba y que ya había llegado. Le hemos indicado cómo bajar por el GR92 y hemos continuado hacia la ermita. Allí he "tomado el mando" para hacer las variantes que sugerí el miércoles pasado. El primer sendero: una pífia. Tras rodar 150metros he dudado del camino y he seguido la dirección incorrecta pero, como estábamos a pocos metros de la pista, he optado por subir caminando hasta ella. He salido escocido de arañazos y golpes con ramas y mucho cachondeo por la cola hasta el punto de que no querían bajar por los otros tramos porque yo volvía a dudar. Lo siento, camino mucho por la montaña y me fijo más en las cosas cuando voy en bici.

Mientras hablábamos, DH se ha tirado por donde yo sugerí buscando nuevas emociones y le hemos seguido todos. Nada más empezar he corroborado que sí era el camino por el que yo bajé y hemos podido disfrutar de sus múltiples dificultades. Las primeras raíces estaban muy mojadas por la lluvía recién caída pero todos las hemos superado sin problemas. Algunas de las pendientes eran pronunciadas pero la peor es la última del primer tramo que comparé con la Cuétara por su pendiente y surcos. Aunque me pareció que la trazada izquierda era mejor, DH ha optado por la derecha y, sin duda, ha escogido bien.

La Oreo (galleta como la Cuétara pero más pequeña y "sabrosa") terminaba en una pista pero seguía hacia abajo. Yo he bajado el último y he pasado a la primera posición para indicar por dónde ir (no estaba en el track). El segundo tramo tenía un par de grandes escalones, raíces, etc y he parado para asegurarme de que me seguían porque no oía a nadie. JuA ha sido el primero en llegar y se ha puesto el primero porque ya quedaba poco para llegar abajo: poca montaña y fuerte pendiente implican trialeras cortas. Superado el segundo "punto negro" que, yo pensé que haría andando, hemos zigzagueado por la trialera hasta llegar a la cadena de la pista.

Reagrupados de nuevo, Frenando se ha dirigido hacía mí y me ha "perdonado" la confusión inicial: estaba claro que le había gustado la variante. De allí a la cuarta variante sugerida. La ruta subía por la pista pero hay un sendero virado que va paralelo a ella y es mucho más entretenido: tramos estrechos y muchas curvas que terminan en una fuerte subida que, por enésima vez hoy, no he superado y en la que he entorpecido a los que me seguían (demasiado cerca en mi defensa). A pesar de la pendiente y forma de V, todos podríamos haberla subido pero sólo DH la ha hecho completa. El sendero terminaba en el camino de Can Mas y nos ponía en ruta de nuevo.

Como pasábamos al lado del Flow (la parte final) y algunos componentes no lo conocían, hemos bajado por una de las trazadas para verlo y disfrutarlo. Allí Frenando, que se ha transformado desde que compró la pitufa, nos ha deleitado con varios saltos. Piecitos y Troquel también han hecho uno de los saltos pero no han querido probar con otros mayores. Hemos descendido lo que quedaba de esa trazada (ahora hay 3) para mostrarles los enormes saltos finales y hemos retomado el camino. Mientras algunos subían por la pista pedaleando, Frenando, Troquel y yo hemos subido caminando por la segunda trazada para mostrarles lo mucho que podemos aprender practicando allí pero, a pesar de lo próximo que estábamos los unos de los otros, ha provocado que no nos encontráramos arriba. Nosotros tres hemos pasado por la quinta y última sugerencia del día (paralela a la carretera) y el resto, tras una llamada telefónica, han venido desde el mirador pasando por el sendero del bosque hasta donde les esperábamos.

La ruta indicaba que había que bajar por la urbanización pero nos hemos pasado el cruce, tal vez concentrados en el suelo mojado, y hemos perdido mucha altura que luego hemos tenido que recuperar aunque la idea era buena y nos permitía cambiar al montículo de la antena sin rodar por la carretera. La confusión ha sido una putada, especialmente para algunos como Mikel que no suben tanto habitualmente, pero yo he quedado satisfecho tras subirla toda con el plato mediano. La excursión de ayer fué más suave de lo habitual e imagino que estaba menos castigado. Ver cómo volvíamos al punto más alto de la urbanización ha desanimado a más de uno y hemos optado por bajar por el GR92 y abandonar el sendero previsto inicialmente. Son similares pero hacía falta subir un buen trozo para realizarlo mientras que el GR92 estaba muy próximo y sólo había que subir un corto tramo.

A mí el GR92 me encanta (sin contar alguna P... ramita). Es uno de los sitios donde bajo "a saco" a pesar de tener poco trozo donde pisar y cualquier error se paga con un vuelo sin motor. Mientras decidían quién bajaba primero, me he colado entre el resto de panZetas y me he tirado pa'bajo. Las piedras patinaban un montón pero la velocidad ayudaba a seguir la línea recta. Llegando a la torre eléctrica he alcanzado a otro ciclista que por allí bajaba y he seguido tras él hasta que han llegado el resto de compañeros. DH sugería bajar por los escalones caminando y hacer el otro recorrido hacia la pista pero, como estábamos todos metidos ya en el tramo rápido, han dicho de continuar por allí. Me sabe mal por DH pero tengo que decir que la última vez que bajé por el otro sendero me caí por ir esquivando las zarzas (con voltereta) y la penúltima vez a JuA le ocurrió lo mismo unos metros más allá y por el mismo motivo.

Un tramo rápido de pista y hemos salido al Ferrolán desde donde hemos seguido la riera hacia Mollet para hidratarnos en el antiguo bar de Troquel.